Control de ruido de engranajes de proceso de metalurgia de polvos

Factores clave del ruido en engranajes de pulvimetalurgia

Los engranajes producidos mediante pulvimetalurgia exhiben factores de ruido únicos debido a sus procesos de fabricación especializados y características de los materiales:

  1. Porosidad interna de los materiales: La microporosidad presente en los engranajes de pulvimetalurgia puede absorber y dispersar las vibraciones, reduciendo así el ruido. Sin embargo, una porosidad excesivamente alta puede debilitar la resistencia mecánica de los engranajes. Normalmente, la tasa de porosidad en la pulvimetalurgia está entre el 30 y el 60%.
  2. Inhomogeneidad de densidad: Durante el prensado y la sinterización, la densidad desigual del material puede provocar una distribución desigual de la carga durante el funcionamiento del engranaje, provocando así ruido adicional. En la producción de piezas de pulvimetalurgia, cuanto mayor es la densidad del material, mejores son sus propiedades físicas y mecánicas. Por lo tanto, la inspección de la densidad de los espacios en blanco prensados ​​es un paso crucial en el proceso de prueba y prensado del molde. Los diferentes requisitos estructurales requieren enfoques distintos para las pruebas de densidad.
  3. rugosidad de la superficie: El proceso de pulvimetalurgia puede dar lugar a una rugosidad superficial diferente en comparación con los métodos de mecanizado tradicionales, lo que afecta la suavidad del engranaje y los niveles de ruido. Se puede lograr una mayor precisión mediante el rectificado o bruñido de engranajes, si es necesario.

Estrategias para reducir el ruido

Teniendo en cuenta las características de engranajes de pulvimetalurgia, se pueden emplear las siguientes estrategias para reducir el ruido:

  1. Optimice los procesos de formulación y prensado de materiales: Ajustar el tamaño y la forma de las partículas de polvo y optimizar el proceso de prensado puede lograr una distribución de densidad más uniforme y una menor tasa de porosidad, reduciendo así el ruido.
  2. Técnicas de posprocesamiento y tratamiento térmico: Las técnicas avanzadas de posprocesamiento y tratamiento térmico adecuado, como el enfriamiento de alta frecuencia, pueden mejorar la rugosidad de la superficie y las propiedades mecánicas de los engranajes, reduciendo así la generación de ruido.
  3. Aplicación de la nanotecnología: La incorporación de nanopolvos a la mezcla puede mejorar la densidad y las propiedades mecánicas del material manteniendo ciertas características de amortiguación, lo que reduce eficazmente el ruido.
  4. Uso de equipos de fabricación de alta precisión: El empleo de equipos de fabricación de alta precisión puede minimizar los errores durante el proceso de fabricación, mejorando la calidad general y el rendimiento de los engranajes y, en consecuencia, reduciendo el ruido.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Las areas obligatorias están marcadas como requeridas *

Ir al Inicio