Optimización de la calidad en el moldeo por inyección de metales: el papel crucial de la mezcla de materiales

Como profesional experimentado en la industria MIM (moldeo por inyección de metal), entiendo que un buen proceso de mezcla es fundamental para fabricar productos excelentes. En nuestro proceso, se mezclan polvo metálico, plástico y aglutinantes como la parafina y luego se procesan a través de una extrusora de doble tornillo. En esta etapa, la parafina y el plástico funcionan principalmente para unir el polvo metálico, un paso clave para garantizar la densidad de las materias primas.

Debido a las diferentes tasas de contracción de diferentes materiales, mezclamos proporcionalmente aglutinantes y polvo de metal para controlar las dimensiones del producto. Este proceso de mezcla se suele realizar a temperatura ambiente o en un ambiente calentado. La materia prima metálica de alta calidad se caracteriza por un tamaño de partícula uniforme y una forma completa. Antes de granular la materia prima metálica, utilizamos un mezclador de alta velocidad específico para metales, lo que mejora la eficiencia de la mezcla y mejora en gran medida la uniformidad de la mezcla de polvo metálico y aglutinante, sentando una base sólida para el proceso de granulación posterior. Luego, la mezcla de polvo metálico y aglutinante se granula con ayuda de un profesional. equipo, completando todo el proceso de producción de materia prima metálica.

El proceso MIM Implica mezclar polvo metálico fino con un aglutinante polimérico y calentarlo para formar una materia prima fluida, crucial para producir piezas pequeñas, de tamaño preciso y de formas complejas. Durante el mezclado, garantizar la uniformidad del polvo metálico y el aglutinante es fundamental para la calidad del producto final. La finura del polvo y la uniformidad de la mezcla afectan directamente a la densidad, resistencia y precisión superficial del producto, lo que a su vez determina el rendimiento de las piezas sinterizadas. Los materiales de partículas metálicas comunes incluyen acero inoxidable, aleaciones a base de hierro, titanio, etc. En la mezcla, las partículas metálicas constituyen al menos un 60%, lo que determina la sinterabilidad y Calidad superficial de las piezas finales.. Generalmente, cuanto más fino sea polvo de metal, mejor será su rendimiento. Una mayor finura del polvo da como resultado una mayor densidad y resistencia del producto, y una calidad de superficie más fina. La selección y proporción de mezcla de estos materiales son cruciales para controlar la estabilidad dimensional y las características de rendimiento del producto. Mediante una mezcla y un procesamiento precisos, se pueden producir piezas de alta calidad que cumplen con estrictos estándares industriales.

Por tanto, la mezcla de polvo metálico y aglutinantes es vital para la calidad del producto.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Las areas obligatorias están marcadas como requeridas *

Ir al Inicio