SERVICIO INTEGRAL DE PIEZAS MIM

EMITECH CNC ofrece una amplia gama de piezas MIM con soluciones de Turquía

Que es ¿Piezas MIM (moldeo por inyección de metal)?

En MIM, el moldeo por inyección de plástico se combina con la pulvimetalurgia para producir piezas precisas y complejas en grandes cantidades, incluso con metales que no se pueden moldear a presión, como el acero inoxidable y los aceros de baja aleación.
El moldeo por inyección de metal es un proceso de trabajo de metales en el que se mezcla metal finamente pulverizado con un carpeta material. En comparación con la fundición y la forja, MIM suele proporcionar mejores resultados para tamaños pequeños, formas complejas y demanda de gran volumen. Los moldes suelen estar hechos de acero y pueden contener geometría 3D y cavidades para producir piezas complejas y de gran volumen. Si bien las piezas MIM generalmente no tienen un costo bruto bajo, el material es el precio, y eso también se aplica a los moldes. . Sin embargo, existen algunas ventajas definitivas al utilizar piezas MIM o Micro MIM. Como se pueden tratar térmicamente (dado que ya están duros cuando los haces), no necesitarás terminarlos, no se necesita trabajo adicional. Y como no es necesario alisar las superficies a máquina, estas piezas se pueden fabricar en formas que serían imposibles o demasiado costosas de lograr con mecanizado.

MEJOR PROVEEDOR DE PIEZAS DE MOLDEO POR INECCIÓN DE METAL DE CHINA

Emitech CNC ha seguido el desarrollo de la tecnología de moldeo por inyección de metal y proporciona las piezas MIM para muchas industrias. Podríamos proporcionar soluciones completas llave en mano.
Montaje de piezas MIM

TECNOLOGÍA CNC EMITECH-20 AÑOS

PIEZAS PERSONALIZADAS

EMITECH CNC PROPORCIONA LA SOLUCIÓN DE PIEZAS MIM PARA MUCHOS PRODUCTOS INDUSTRIALES

Seguridad de moldeo por inyección de metal de fábrica de fundición de precisión

ENCHUFE RÁPIDO

Emitech CNC podría elegir SS304 y SUS316 para producir piezas MIM

Led de autodefensa de seguridad policial de alta calidad

ANILLO DE CIERRE

Emitech CNC elige el 17-4PH para producir las piezas MIM.

Profesional-personalizado-MIM-pulvimetalurgia-acero-inoxidable

PIEZAS MIM

EMITECH tiene muchas aplicaciones materiales, como Fe2Ni, 4J29 3C, etc.

SOLUCIÓN DE MATERIAL MIM

EMITECH CNC-20 AÑOS

Cómo ¿Producir (moldeo por inyección de metal) piezas MIM?

El proceso de moldeo por inyección de metal (MIM) es un método de trabajo de metales en el que se mezcla polvo metálico fino con material aglutinante para crear materia prima, que luego se moldea y solidifica mediante moldeo por inyección. Conocidas como piezas verdes, estas piezas son una combinación de polvo de metal y ligante con estructura geométrica. Las operaciones de desaglomerado se aplican después del moldeo para eliminar los materiales aglomerantes. Las piezas MIM después del desaglomerado se denominan piezas marrones. la sinterización el proceso densifica el metal polvo aumentando la temperatura en los hornos. Esto da como resultado una pieza sinterizada. Todas las operaciones que puede realizar en la forja o piezas de fundición será aplicable a las piezas sinterizadas después de su fabricación. Esto incluye soldar, soldar, pavonar, endurecer, templar, pulir, limar y esmerilar.

Moldeado de alta presión

Emitech CNC podría proporcionar todo tipo de piezas de diferentes tamaños y formas con diferentes aleaciones. Todos los moldes están diseñados por nosotros mismos.

Dispositivo de sinterización

Emitech cnc podría proporcionar aproximadamente 6,000,000 de piezas MIM por mes. Nuestra sinterización Las máquinas podrían proporcionar piezas metálicas de alta densidad y alto costo..

¿Cuál es la ventaja de la pieza MIM (moldeo por inyección de metal)?

El moldeo por inyección (MIM) ofrece varias ventajas sobre las técnicas tradicionales de producción de metales. Después de haber desarrollado la tecnología MIM durante más de 30 años, EMITECH CNC puede proporcionar piezas MIM con grandes volúmenes, una variedad de aleaciones y una amplia gama de tamaños y estructuras complejas a buen precio. precio. Estos son algunos de los ventajas de MIM

La tolerancia es muy alta.

Buena superficie

Es adecuado para la parte compleja.

Complejidad del diseño

Amigable para el medio ambiente

Plazo de ejecución rápido

¿Qué material es adecuado para MIM (moldeo por inyección de metal)?

Moldeo por inyección de metal ofrece una gama de componentes avanzados e intrincados sin necesidad de mecanizado adicional. Con una densidad superior y propiedades comparables a otras técnicas de fabricación, MIM es increíblemente versátil. Se puede utilizar con una variedad de materiales y el uso de polvo metálico con distintas composiciones químicas, tamaños y formas le da una ventaja en términos de personalización.

acero, acero inoxidable, acero para herramientas, acero de baja aleación, aleación de hierro y níquel, aleaciones ferrosas especiales como Invar y Kovar.
316,304,420,440C,17-4PH(HRC25-30),17-4PH(35-40),PANACEA

tungsteno-cobre, aleaciones pesadas de tungsteno.
níquel, superaleaciones a base de níquel
molibdeno, molibdeno-cobre
cobalto-cromo, carburos cementados (WC-Co), cermet (Fe-TiC).
aluminio, metales preciosos, cobre y aleaciones de cobre, aleaciones a base de cobalto, aleaciones magnéticas (blandas y duras), aleaciones con memoria de forma.
4605,Fe02Ni,Fe04Ni,Fe08Ni,Fe03Si,Fe50Ni,Fe50Co
Cobre, Ti-6AL-4V, aleación de níquel, ASTM F15,ASTM F75,ASTM F1537
Debido al hecho de que la mayoría de las aleaciones se desarrollaron y crearon en la tecnología de fundición, no se puede ignorar que el recocido a largo plazo en los procesos de sinterización degradará las propiedades de la aleación. Debido a su resistencia a la corrosión y propiedades de resistencia, la composición de la aleación 316L (Fe-19Cr-9NI -2Mo) es ampliamente utilizado. El cromo adicional en la composición de la aleación facilita mucho la sinterización, por lo que esta aleación proporcionará propiedades superiores utilizando este proceso de fabricación de metal alternativo.

Piezas personalizadas MIM de EMITECH

Estas piezas son adecuadas para una variedad de industrias debido a su compleja estructura y perfecta apariencia. Tienen tolerancias perfectas y tienen un espesor de pared mínimo de 0.10 mm.
Nuestras piezas MIM se están volviendo más rentables que la fundición de inversión tradicional, como los dispositivos de ortodoncia hechos de acero inoxidable.
La empresa EMItech CNC ofrece una amplia variedad de piezas MIM personalizadas para una variedad de aplicaciones industriales, que incluyen: microengranajes, drones, dispositivos portátiles inteligentes, spray de pimienta y componentes de maquinaria.

¿Por qué elegir las piezas MIM de Emitech?

Buen diseño de ingeniería técnica y optimización del MIM.
Con núcleos plegables o controles deslizantes, podemos diseñar piezas MIM que tengan socavaduras que funcionen en el molde. Si bien los cortes socavados son difíciles o imposibles con otras tecnologías de trabajo de metales, ciertamente se pueden realizar con moldeo por inyección de metal, ya sea externa o internamente. Para profesionales diseño MIM Si necesita asesoramiento al diseñar socavados, le recomendamos encarecidamente que se ponga en contacto con nuestro equipo de ingeniería. emitech ingeniero Tiene la capacidad de reducir el costo y acortar el tiempo de entrega y garantizar la calidad.
No hay duda de que Emitech puede satisfacer cualquier requisito de material personalizado al precio más rentable.

Piezas MIM

F.A.Q

Moldeo por inyección de metal (MIM) ha surgido como un proceso de fabricación innovador, que combina lo mejor del moldeo por inyección de plástico y las técnicas de pulvimetalurgia. Con su capacidad para producir componentes metálicos complejos de tamaño pequeño a mediano, MIM ha revolucionado varias industrias al ofrecer una solución rentable con una flexibilidad de diseño excepcional.

Falsificado piezas y MIM Las piezas (Moldeo por Inyección de Metal) se fabrican mediante distintos procesos, lo que resulta en diferencias notables en sus propiedades y capacidades de fabricación:

Piezas forjadas:
– Proceso de fabricación: la forja implica la conformación del metal mediante la aplicación de fuerzas de compresión a través de una acción de martilleo o prensado. El metal se calienta a una temperatura alta y luego se le da forma usando fuerza. Este proceso crea componentes fuertes, sólidos y densos.
– Características del material: las piezas forjadas suelen estar hechas de bloques sólidos o palanquillas de metal. El proceso de calentamiento y conformación alinea la estructura del grano, lo que da como resultado propiedades mecánicas superiores, que incluyen alta resistencia, tenacidad y resistencia a la fatiga.
– Flexibilidad de diseño: la forja puede acomodar una variedad de formas y tamaños de piezas, pero puede tener limitaciones en la producción de geometrías intrincadas o detalles finos en comparación con otros métodos como MIM.
– Costo: la forja puede ser rentable para la producción de gran volumen, especialmente para formas más simples. Sin embargo, puede implicar costos más altos para geometrías complejas o volúmenes más pequeños debido a la necesidad de herramientas y equipos especializados.

Partes MIM:
– Proceso de fabricación: MIM utiliza una combinación de técnicas de moldeo por inyección de plástico y pulvimetalurgia. Los polvos metálicos finos se mezclan con un aglutinante termoplástico para crear una materia prima, que luego se inyecta en moldes y se le da forma. Tras el desaglomerado y la sinterización se obtiene la pieza metálica final, que ofrece una gran precisión y geometrías complejas.
– Características del material: las piezas MIM se pueden producir con una amplia gama de aleaciones metálicas, lo que proporciona flexibilidad en la selección de materiales. El proceso de sinterización da como resultado componentes completamente densos con excelente resistencia, buena precisión dimensional y propiedades deseables adaptadas a aplicaciones específicas.
– Flexibilidad de diseño: MIM sobresale en la producción de formas intrincadas, detalles finos y geometrías complejas que pueden ser un desafío para la forja u otros métodos de fabricación tradicionales. Ofrece una mayor flexibilidad de diseño y puede lograr una fabricación de forma casi neta, lo que reduce la necesidad de operaciones secundarias.
– Costo: MIM puede ser rentable para formas complejas y volúmenes más pequeños, ya que minimiza el desperdicio de material y permite una producción de alto volumen sin un mecanizado extenso. Sin embargo, los costos de las herramientas y la selección de materiales pueden influir en el costo total de las piezas MIM.

En resumen, las piezas forjadas son fuertes, sólidas y adecuadas para formas más simples y volúmenes más grandes, mientras que las piezas MIM ofrecen flexibilidad de diseño, geometrías complejas y buenas propiedades materiales para volúmenes más pequeños y componentes complejos. La elección entre forjado y MIM depende de factores como los requisitos de las piezas, el volumen, la complejidad y las consideraciones de costos.

MIM significa moldeo por inyección de metal. Es un proceso de fabricación que combina las técnicas de moldeo por inyección de plástico y pulvimetalurgia para producir piezas metálicas complejas. En MIM, se mezclan polvos metálicos finos con un material aglutinante termoplástico para formar una materia prima. Luego, esta materia prima se inyecta en la cavidad de un molde, donde se solidifica y toma la forma de la pieza deseada. Posteriormente, la pieza moldeada se somete a un proceso de desaglomerado para eliminar el aglutinante, seguido de un proceso de sinterización para densificar las partículas metálicas y darle a la pieza final las propiedades mecánicas deseadas.

materiales MIM Puede fabricarse a partir de una amplia gama de metales, incluidos acero inoxidable, aceros de baja aleación, aceros para herramientas, aleaciones de cobre y aleaciones de titanio. El proceso permite la creación de formas complejas con alta precisión y excelente acabado superficial, lo que lo hace adecuado para aplicaciones en diversas industrias como la automotriz, médica, electrónica, telecomunicaciones y bienes de consumo.

Las ventajas de utilizar Los materiales MIM incluyen rentabilidad para la producción en masa, flexibilidad de diseño, requisitos de mecanizado reducidos y la capacidad de crear geometrías complejas que normalmente serían desafiantes o imposibles con métodos convencionales de trabajo de metales. Además, MIM permite la incorporación de múltiples funciones en una sola pieza, eliminando la necesidad de procesos de ensamblaje y reduciendo el tiempo total de producción.

MIM significa moldeo por inyección de metal. Es un proceso de fabricación que combina las técnicas de moldeo por inyección de plástico y pulvimetalurgia para producir piezas metálicas complejas. En MIM, se mezclan polvos metálicos finos con un material aglutinante termoplástico para formar una materia prima. Luego, esta materia prima se inyecta en la cavidad de un molde, donde se solidifica y toma la forma de la pieza deseada. Posteriormente, la pieza moldeada se somete a un proceso de desaglomerado para eliminar el aglutinante, seguido de un proceso de sinterización para densificar las partículas metálicas y darle a la pieza final las propiedades mecánicas deseadas.

materiales MIM Puede fabricarse a partir de una amplia gama de metales, incluidos acero inoxidable, aceros de baja aleación, aceros para herramientas, aleaciones de cobre y aleaciones de titanio. El proceso permite la creación de formas complejas con alta precisión y excelente acabado superficial, lo que lo hace adecuado para aplicaciones en diversas industrias como la automotriz, médica, electrónica, telecomunicaciones y bienes de consumo.

Las ventajas de utilizar Los materiales MIM incluyen rentabilidad para la producción en masa, flexibilidad de diseño, requisitos de mecanizado reducidos y la capacidad de crear geometrías complejas que normalmente serían desafiantes o imposibles con métodos convencionales de trabajo de metales. Además, MIM permite la incorporación de múltiples funciones en una sola pieza, eliminando la necesidad de procesos de ensamblaje y reduciendo el tiempo total de producción.

Las piezas MIM (moldeo por inyección de metal) se fabrican mediante un proceso de varios pasos que combina técnicas de moldeo por inyección de plástico y pulvimetalurgia. Aquí hay una descripción general paso a paso de cómo se producen las piezas MIM:

1. Formulación: El primer paso consiste en formular una materia prima. Los polvos metálicos finos, que suelen tener un tamaño de 5 a 20 micrómetros, se mezclan con un material aglutinante termoplástico. El aglutinante mantiene unidas las partículas de metal y proporciona las propiedades de fluidez necesarias para el moldeo por inyección.

2. Preparación de la materia prima: la formulación de aglutinante y polvo de metal mixto se combina y peletiza para crear una materia prima homogénea. Esta materia prima suele estar en forma de pequeños gránulos o gránulos.

3. Moldeo por inyección: la materia prima preparada se carga en una máquina de moldeo por inyección. La máquina calienta la materia prima, convirtiéndola en un estado fundido. Luego, la materia prima fundida se inyecta en una cavidad de molde a alta presión. El molde está diseñado para tener cavidades en la forma deseada de la pieza que se está produciendo.

4. Enfriamiento y solidificación: después de la inyección, la materia prima fundida se enfría y solidifica rápidamente dentro de la cavidad del molde, tomando la forma de la pieza. Este proceso de enfriamiento puede involucrar el uso de agua u otros medios de enfriamiento para acelerar la solidificación. El tiempo de enfriamiento se optimiza para garantizar la formación adecuada de piezas y minimizar los tiempos de ciclo.

5. Desaglomerado: Una vez solidificada la pieza, se desmolda, conteniendo aún una cantidad importante de ligante termoplástico. A continuación, la pieza pasa por un proceso de desaglomerado, que consiste en someterla a calor en un entorno controlado. Este calor hace que el aglutinante se evapore o se queme, dejando una estructura porosa parecida a la pieza final.

6. Sinterizado: La parte desligada se somete luego a un proceso de sinterizado. La sinterización se realiza en un horno a una temperatura por debajo del punto de fusión del metal, donde las partículas metálicas restantes se fusionan, se densifican y se contraen a sus dimensiones finales. Este proceso elimina la porosidad, aumenta la densidad e imparte las propiedades mecánicas deseadas a la pieza.

7. Procesamiento posterior: después de la sinterización, las piezas MIM pueden someterse a procesos de acabado adicionales, como tratamiento térmico, tratamientos superficiales, mecanizado o recubrimiento, para lograr las especificaciones, el acabado superficial y la precisión dimensional deseados.

8. Garantía de Calidad: Durante todo el proceso MIM, el control de calidad es esencial. Se llevan a cabo diversas inspecciones y pruebas para garantizar que las piezas cumplan con las especificaciones y estándares de calidad requeridos, incluidas verificaciones dimensionales, pruebas de propiedades mecánicas e inspecciones visuales.

Siguiendo estos pasos, los fabricantes de MIM pueden producir piezas metálicas complejas y de alta precisión con excelentes acabados superficiales y propiedades mecánicas. El proceso es particularmente adecuado para la producción en masa de piezas de tamaño pequeño a mediano con geometrías complejas.

La elección entre piezas mecanizadas o forjadas depende de varios factores, incluida la aplicación específica, las propiedades deseadas de la pieza, el volumen de producción y las consideraciones de costos. Tanto el mecanizado como la forja tienen sus ventajas y consideraciones.

El mecanizado consiste en eliminar material de un bloque sólido o una barra de metal para crear la forma deseada. Ofrece alta precisión, tolerancias estrechas y excelentes acabados superficiales. Las piezas mecanizadas se utilizan a menudo cuando se requieren dimensiones muy específicas o características complejas. El mecanizado también permite flexibilidad en los cambios de diseño y funciona bien para volúmenes de producción bajos a medianos o creación de prototipos.

La forja, por otro lado, es un proceso que consiste en dar forma al metal mediante la aplicación de fuerzas de compresión mediante el uso de un martillo, una prensa o un troquel. Produce piezas con excelente resistencia, durabilidad e integridad estructural. Las piezas forjadas suelen exhibir propiedades mecánicas superiores, como resistencia a la fatiga y resistencia al impacto mejoradas, en comparación con las piezas mecanizadas. La forja se usa comúnmente en aplicaciones que requieren componentes de alta resistencia, como las industrias automotriz, aeroespacial y de maquinaria pesada.

Estas son algunas consideraciones clave:

1. Resistencia y durabilidad: las piezas forjadas generalmente tienen una resistencia y durabilidad superiores en comparación con las piezas mecanizadas debido a la alineación de la estructura de grano durante el proceso de forjado. Esto hace que la forja sea ventajosa para aplicaciones que requieren alta capacidad de carga o resistencia a la tensión.

2. Complejidad: mientras que el mecanizado puede producir formas complejas y características intrincadas, la forja es más adecuada para formas simples o moderadamente complejas que requieren menos pasos de procesamiento posterior.

3. Costo: la forja generalmente implica mayores costos de configuración y herramientas. Sin embargo, para grandes volúmenes de producción, la forja puede ser más rentable debido a la reducción del desperdicio de material y tiempos de producción más rápidos.

4. Propiedades del material: diferentes materiales pueden prestarse mejor para mecanizar o forjar. Algunos metales, como ciertas aleaciones de aluminio, son adecuados para el mecanizado, mientras que otros, como el acero o el titanio, pueden beneficiarse del forjado para mejorar sus propiedades mecánicas.

En resumen, tanto el mecanizado como la forja tienen sus ventajas y consideraciones. El mecanizado permite dimensiones precisas y características intrincadas, mientras que el forjado ofrece una resistencia y durabilidad superiores. La elección entre los dos depende de los requisitos específicos de la aplicación, incluidas las propiedades mecánicas deseadas, la complejidad de la pieza, el volumen de producción y las consideraciones de costos.

La resistencia de los materiales MIM (moldeo por inyección de metal) puede variar según la aleación de metal específica utilizada y los parámetros de procesamiento empleados durante el proceso MIM. Las piezas MIM suelen exhibir excelentes propiedades mecánicas, comparables o incluso superiores a las de las piezas metálicas fabricadas convencionalmente.

Las piezas MIM pueden lograr una alta resistencia a la tracción, que suele oscilar entre varios cientos de megapascales (MPa) hasta 1,500 MPa o más, según la aleación y las condiciones de sinterización. Por ejemplo, las piezas MIM de acero inoxidable pueden alcanzar una resistencia a la tracción en el rango de 500-900 MPa, mientras que algunas aleaciones MIM de alto rendimiento como el titanio o el cobalto-cromo pueden alcanzar resistencias aún mayores.

De manera similar, los materiales MIM también pueden poseer una buena dureza, típicamente en el rango de 40-60 HRC (escala de dureza Rockwell), lo que indica resistencia a la deformación o al desgaste.

Es importante tener en cuenta que las propiedades mecánicas de las piezas MIM pueden verse influenciadas por varios factores, incluida la composición de la aleación de metal, las características del polvo, la formulación del aglutinante, las condiciones de desaglomerado y sinterización, y cualquier tratamiento adicional posterior al procesamiento. La optimización de estos parámetros es crucial para lograr la resistencia deseada y otras propiedades mecánicas en piezas MIM.

Se recomienda consultar con los proveedores de materiales MIM o realizar pruebas específicas para determinar la resistencia exacta de un material MIM en particular para una aplicación determinada, ya que puede variar según la aleación específica y las variables del proceso.

El moldeo por inyección de metal (MIM) tiene una amplia gama de aplicaciones en diversas industrias. Su capacidad para producir formas complejas, piezas de alta precisión y un excelente acabado superficial lo hacen adecuado para numerosas aplicaciones. Algunas áreas comunes donde se usa MIM incluyen:

1. Industria automotriz: MIM se utiliza en aplicaciones automotrices, como componentes de motores, piezas de transmisión, componentes del sistema de combustible, piezas del sistema de frenos y sensores.

2. Médico y dental: MIM se emplea para fabricar instrumentos quirúrgicos, soportes de ortodoncia, implantes dentales, dispositivos de administración de medicamentos y otros componentes médicos y dentales.

3. Electrónica y Telecomunicaciones: MIM se utiliza en la producción de conectores, contactos, carcasas, componentes de antena y otros componentes electrónicos o de telecomunicaciones.

4. Aeroespacial: MIM encuentra aplicaciones en la industria aeroespacial para producir componentes como álabes de turbina, boquillas, conectores, soportes y otras piezas estructurales.

5. Armas de fuego: MIM se utiliza para fabricar componentes de armas de fuego como gatillos, martillos, fiadores y otras piezas complejas.

6. Bienes de consumo: MIM se emplea en bienes de consumo como cerraduras, herramientas, joyas, relojes, marcos de anteojos y otros componentes pequeños de precisión.

7. Maquinaria industrial: MIM se utiliza en varios componentes de maquinaria industrial, incluidos engranajes, cojinetes, actuadores, válvulas y otras piezas críticas.

8. Defensa y militar: MIM encuentra aplicaciones en el sector de defensa para producir componentes como sistemas de armas, municiones, equipos tácticos y municiones.

9. Deportes y recreación: MIM se utiliza en equipos deportivos y recreativos, incluidas cabezas de palos de golf, componentes de bicicletas, carretes de pesca y más.

Estos son solo algunos ejemplos de las muchas aplicaciones de MIM. La versatilidad del proceso, junto con su capacidad para producir piezas con geometrías complejas, tolerancias estrictas y buenas propiedades mecánicas, lo convierten en una opción atractiva para diversas industrias que requieren componentes metálicos de alta calidad.

MIM 316L es un polvo de acero inoxidable utilizado en procesos de moldeo por inyección de metal (MIM). Se basa en el estándar ASTM F138/F139 para aplicaciones de implantes quirúrgicos. Estas son algunas de las propiedades clave de MIM 316L:

1. Resistencia a la corrosión: MIM 316L exhibe una excelente resistencia a la corrosión, particularmente en ambientes que contienen sustancias corrosivas como ácidos, álcalis y soluciones de cloruro. Esta propiedad lo hace adecuado para aplicaciones en industrias como la médica, aeroespacial y marina.

2. Biocompatibilidad: MIM 316L es biocompatible, lo que significa que es compatible con tejidos vivos y se puede utilizar de forma segura en implantes médicos e instrumentos quirúrgicos. Cumple con los estrictos requisitos para dispositivos médicos implantables, lo que lo convierte en un material preferido en la industria de la salud.

3. Alta resistencia: MIM 316L ofrece una buena resistencia mecánica, lo que le permite soportar altas cargas y tensiones. Esta propiedad lo hace adecuado para aplicaciones donde la integridad estructural es crítica, como componentes aeroespaciales e implantes de carga.

4. Excelente ductilidad: MIM 316L exhibe buena ductilidad, lo que le permite adoptar formas complejas sin agrietarse ni romperse. Esta propiedad es importante para la fabricación de componentes complejos con paredes delgadas o geometrías complejas.

5. Estabilidad térmica: MIM 316L mantiene sus propiedades mecánicas a temperaturas elevadas, brindando estabilidad y confiabilidad incluso en entornos exigentes.

6. Propiedades magnéticas: MIM 316L generalmente no es magnético en su estado recocido o sinterizado. Sin embargo, dependiendo de las condiciones de procesamiento específicas, puede exhibir cierto grado de magnetismo.

En general, MIM 316L combina una excelente resistencia a la corrosión, biocompatibilidad y propiedades mecánicas, lo que lo convierte en un material versátil para una amplia gama de aplicaciones, especialmente en las industrias médica y aeroespacial.

El moldeo por inyección de metal (MIM) es un proceso de fabricación que combina los principios del moldeo por inyección de plástico y la pulvimetalurgia para producir componentes metálicos complejos. Permite la producción en masa rentable de piezas de tamaño pequeño a mediano con formas complejas y detalles finos.

El proceso MIM comienza con la formulación de una materia prima, que consiste en polvos metálicos finos mezclados con un material aglutinante termoplástico. Los polvos metálicos pueden ser varios tipos de metales o aleaciones, dependiendo de las propiedades deseadas del componente final. La mezcla se combina a fondo para garantizar una distribución uniforme de las partículas de metal en todo el aglutinante.

Una vez que se prepara la materia prima, se inyecta en moldes a alta presión, de forma similar a como se inyecta el plástico en el moldeo por inyección tradicional. La materia prima llena la cavidad del molde, reproduciendo las complejas características y geometrías de la pieza deseada.

Después de la inyección, la parte moldeada, llamada parte "verde", contiene una red de partículas metálicas unidas por el material aglutinante. Para eliminar el aglutinante y consolidar las partículas metálicas, se lleva a cabo un proceso de desaglomerado. Esto implica someter la parte verde a calor y/o disolventes, haciendo que el aglutinante se evapore o se disuelva y quede una estructura porosa.

El paso final en el proceso MIM es la sinterización. La parte separada se coloca en un horno de alta temperatura, donde se somete a un calentamiento controlado para unir las partículas de metal. El proceso de sinterización da como resultado la eliminación de la porosidad restante y la formación de un componente metálico completamente denso con las propiedades mecánicas deseadas.

Las ventajas de MIM radican en su capacidad para producir formas intrincadas y complejas, eliminar la necesidad de operaciones secundarias y lograr una fabricación de formas casi netas. Ofrece alta precisión, excelentes acabados superficiales y tolerancias estrechas. Además, MIM puede utilizar una amplia gama de materiales metálicos, lo que permite la selección de propiedades específicas, como resistencia, resistencia a la corrosión o resistencia al calor.

MIM encuentra aplicaciones en diversas industrias, incluidas la automotriz, aeroespacial, electrónica, médica, armas de fuego y bienes de consumo, donde se requieren piezas metálicas pequeñas y complejas. El proceso permite la producción rentable de componentes de alta calidad con un desperdicio de material reducido y una mayor eficiencia de fabricación.

MIM significa Moldeo por Inyección de Metal. Es un proceso de fabricación que combina las técnicas de moldeo por inyección de plástico y pulvimetalurgia para producir piezas metálicas complejas. En MIM, los polvos metálicos finos se mezclan con un material aglutinante termoplástico para formar una materia prima. Esta materia prima luego se inyecta en la cavidad de un molde, donde se solidifica y toma la forma de la pieza deseada. Posteriormente, la pieza moldeada se somete a un proceso de desaglomerado para eliminar el aglomerante, seguido de un proceso de sinterización para densificar las partículas metálicas y dar a la pieza final las propiedades mecánicas deseadas.

materiales MIM Puede fabricarse a partir de una amplia gama de metales, incluidos acero inoxidable, aceros de baja aleación, aceros para herramientas, aleaciones de cobre y aleaciones de titanio. El proceso permite la creación de formas complejas con alta precisión y excelente acabado superficial, lo que lo hace adecuado para aplicaciones en diversas industrias como la automotriz, médica, electrónica, telecomunicaciones y bienes de consumo.

Las ventajas de utilizar Los materiales MIM incluyen rentabilidad para la producción en masa, flexibilidad de diseño, requisitos de mecanizado reducidos y la capacidad de crear geometrías complejas que normalmente serían desafiantes o imposibles con métodos convencionales de trabajo de metales. Además, MIM permite la incorporación de múltiples funciones en una sola pieza, eliminando la necesidad de procesos de ensamblaje y reduciendo el tiempo total de producción.

MIM (moldeo por inyección de metal) y CNC (control numérico por computadora) son dos procesos de fabricación diferentes que se utilizan para producir piezas de metal, cada uno con sus propias fortalezas y aplicaciones.

MIM, como se mencionó anteriormente, consiste en mezclar polvos metálicos finos con un aglutinante termoplástico, inyectar la materia prima en un molde, desaglomerar la pieza y luego sinterizarla para lograr sus propiedades finales. MIM es ideal para producir geometrías complejas, piezas de tamaño pequeño a mediano y grandes cantidades de piezas. Ofrece alta precisión y puede crear diseños intrincados que serían difíciles o costosos de lograr a través de métodos de mecanizado convencionales como CNC.

Mecanizado CNC, por otro lado, implica el uso de máquinas herramienta controladas por computadora para eliminar material de un bloque sólido o barra de metal para crear la forma deseada. Las máquinas CNC pueden cortar, taladrar, fresar y dar forma con precisión a varios tipos de metales y otros materiales. El mecanizado CNC es ideal para producir piezas con tolerancias estrictas, diseños personalizados y cantidades de producción de bajas a medias. Permite flexibilidad en los cambios de diseño y produce piezas con excelentes acabados superficiales.

Si bien tanto MIM como CNC pueden producir piezas de metal, son adecuados para diferentes escenarios. MIM es más rentable para tiradas de producción de alto volumen, especialmente cuando se requieren geometrías complejas. El mecanizado CNC es más adecuado para la producción de volumen bajo a medio, creación de prototipos y piezas que requieren alta precisión, tolerancias estrictas o personalización. CNC también permite iteraciones y modificaciones de diseño más rápidas, mientras que MIM puede tener plazos de entrega más largos debido a la fabricación de moldes.

En resumen, MIM es una opción adecuada para piezas complejas con requisitos de producción de alto volumen, mientras que se prefiere el mecanizado CNC para cantidades más pequeñas, piezas altamente personalizadas y creación rápida de prototipos.

La principal diferencia entre fundición y MIM (moldeo por inyección de metal) radica en los procesos de fabricación utilizados para producir piezas.

La fundición implica verter metal fundido en un molde, dejar que se solidifique y luego retirar la pieza del molde una vez que se haya enfriado. Existen varios métodos de fundición, como la fundición en arena, fundición de inversión, fundición a presión y más. Las piezas fundidas suelen producirse en tamaños más grandes y pueden fabricarse con una amplia gama de metales, incluidos acero, aluminio, latón y otros. La fundición ofrece buena flexibilidad de diseño, rentabilidad para grandes volúmenes y la capacidad de crear formas complejas con características internas.

Por otro lado, MIM combina los principios del moldeo por inyección de plástico y la pulvimetalurgia. En MIM, los polvos metálicos finos se mezclan con un aglutinante termoplástico, que luego se inyecta en la cavidad de un molde. Después de la solidificación, la pieza se somete a un proceso de desaglomerado para eliminar el aglutinante, seguido de sinterización para densificar las partículas metálicas. MIM es ideal para producir piezas de tamaño pequeño a mediano con formas complejas y tolerancias estrechas. Ofrece alta precisión, excelente acabado superficial y la capacidad de incorporar múltiples funciones en una sola pieza.

Aquí hay algunas diferencias clave entre el casting y MIM:

1. Complejidad: MIM permite la producción de geometrías intrincadas y características internas complejas que serían difíciles de lograr con la fundición.

2. Tamaño: las piezas fundidas generalmente se usan para piezas más grandes, mientras que MIM es más adecuado para piezas de tamaño pequeño a mediano.

3. Tolerancia y precisión dimensional: MIM ofrece mayor precisión y tolerancias más estrictas en comparación con la mayoría de los métodos de fundición.

4. Selección de materiales: la fundición permite una amplia gama de metales, incluidos metales ferrosos y no ferrosos, mientras que MIM generalmente se limita a metales adecuados para Metalurgia de polvos, como acero inoxidable, aceros de baja aleación, aleaciones de cobre y aleaciones de titanio.

5. Costo: la fundición suele ser más rentable para grandes volúmenes de producción debido a los menores costos de herramientas, mientras que MIM puede ser más económico para series de producción más pequeñas o cuando se trata de geometrías complejas.

En resumen, la fundición es adecuada para piezas más grandes y ofrece más opciones de materiales, mientras que MIM sobresale en la producción de piezas más pequeñas e intrincadas con geometrías complejas y de alta precisión. La elección entre fundición y MIM depende de factores como el tamaño de la pieza, la complejidad, las tolerancias, los requisitos del material y el volumen de producción.

Sí, el aluminio se puede utilizar en el proceso de moldeo por inyección de metal (MIM). Si bien MIM se asocia comúnmente con metales como acero inoxidable, aceros de baja aleación, aleaciones de cobre y aleaciones de titanio, también se puede utilizar aluminio, aunque con algunas consideraciones.

La materia prima de MIM de aluminio generalmente implica mezclar polvos finos de aluminio con un aglutinante termoplástico adecuado. El desafío con el MIM de aluminio radica en su alta afinidad por el oxígeno, lo que puede conducir a la formación de óxido y porosidad durante la sinterización. Por lo tanto, se requieren precauciones adicionales y ajustes en el proceso para producir piezas sólidas de aluminio MIM.

Para mitigar los problemas relacionados con el oxígeno, se pueden emplear atmósferas especializadas o condiciones de vacío durante los procesos de desaglomerado y sinterización. Además, la selección de polvos de aluminio con características adecuadas, como tamaños de partícula controlados y bajo contenido de óxido, es crucial.

Las piezas MIM de aluminio pueden ofrecer varias ventajas, entre ellas, peso reducido, buena conductividad térmica, resistencia a la corrosión y la capacidad de lograr geometrías complejas y características intrincadas. Estos atributos hacen que el MIM de aluminio sea adecuado para una variedad de aplicaciones, como las industrias electrónica, aeroespacial, automotriz y de bienes de consumo.

Vale la pena señalar que, si bien el MIM de aluminio es una opción, no se utiliza tan comúnmente como otros metales en el proceso MIM debido a los desafíos asociados con su alta reactividad.

En el moldeo por inyección de metal (MIM), la densidad de la pieza se refiere al grado de densificación logrado en la pieza sinterizada final. La densidad de la pieza es un factor importante, ya que influye en varias propiedades de la pieza MIM, incluida la resistencia mecánica, la estabilidad dimensional y el acabado de la superficie.

La densidad de una pieza MIM sinterizada normalmente se expresa como un porcentaje de su densidad teórica, que representa la densidad que alcanzaría la pieza si fuera completamente sólida sin vacíos ni porosidad. La densidad teórica varía según la aleación de metal específica utilizada en el proceso MIM.

En general, las piezas MIM pueden alcanzar altas densidades, que a menudo oscilan entre el 95 % y el 99 % de la densidad teórica o más. La densidad alcanzable depende de varios factores, incluida la composición de la aleación metálica, las características del polvo, la formulación del aglutinante, el proceso de desaglomeración, las condiciones de sinterización y cualquier tratamiento adicional posterior al procesamiento.

Para lograr densidades de piezas altas, es fundamental optimizar los parámetros del proceso MIM, como el tiempo y la temperatura de desaglomerado, la temperatura y la duración de la sinterización, y las condiciones de la atmósfera o del horno. El objetivo es promover la eliminación del material aglutinante mientras permite que las partículas de metal se fusionen y alcancen la máxima densificación durante la sinterización.

Controlar y maximizar la densidad de las piezas es esencial para lograr las propiedades mecánicas deseadas y garantizar la integridad y el rendimiento de las piezas MIM. Es importante tener en cuenta que lograr densidades más altas puede requerir tiempos de procesamiento más prolongados o diferentes optimizaciones de procesos, y puede haber compensaciones entre la densidad y otros factores, como la contracción, la deformación o la precisión dimensional.

Sí, el acero inoxidable se puede moldear por inyección mediante un proceso conocido como moldeo por inyección de metal (MIM). MIM es una técnica de fabricación que combina las ventajas del moldeo por inyección de plástico y la pulvimetalurgia para producir piezas metálicas de formas complejas.

En el proceso MIM, los polvos metálicos finos, como el acero inoxidable, se mezclan con un material aglutinante para formar una materia prima. Luego, esta materia prima se inyecta en una cavidad de molde, de manera similar a como se inyecta plástico en el moldeo por inyección de plástico. Después de la inyección, la pieza moldeada se somete a un proceso de desaglomerado para eliminar el aglutinante y luego se sinteriza para lograr la densidad total y las propiedades mecánicas deseadas.

Acero inoxidable es una opción popular para MIM debido a su excelente resistencia a la corrosión, alta resistencia y estabilidad térmica. Se utiliza ampliamente en diversas industrias, incluidas la automotriz, aeroespacial, médica y de bienes de consumo. MIM permite la producción de componentes complejos de acero inoxidable en forma de red con tolerancias estrictas, lo que lo convierte en una alternativa rentable y eficiente a los métodos de mecanizado tradicionales.

Gracias por sus recomendaciones profesionales, estas piezas se fabrican exactamente según nuestras especificaciones. Nos gustaría comprar 10,000 piezas adicionales lo antes posible.
Brittany Foxx
Hiciste un gran trabajo y todas las piezas de MIM son perfectas. Quiero agradecer especialmente a sus ingenieros por su experiencia profesional, que nos ayudó mucho a revisar el montaje.
eduardo woo
Gracias por sus piezas de muestra, hemos terminado nuestros prototipos con estas piezas y todas tienen una costura excelente. Ahora estamos planificando nuestra producción a mayor escala y le enviaremos los pedidos por lotes. Su apoyo es muy apreciado, ya que es el proveedor más confiable de piezas MIM a un precio razonable.
samantha gilbert

Contáctenos Con Nosotros

Emitech CNC 20 Años
Ir al Inicio